Educación para la Ciudadanía



El 16 de octubre de 2002, El Consejo de Europa, a través de la Recomendación 12/2002 de su Comité de Ministros, pedía a los gobiernos de los Estados que «hagan de la educación para la ciudadanía democrática un objetivo prioritario de la política educativa y de sus reformas». Las recomendaciones internacionales del Plan de Acción establecen, además que su «estrategia de ejecución está dirigida en primer lugar a los Ministerios de Educación, a los que incumbe la responsabilidad primordial de la educación primaria y secundaria a nivel nacional». Es decir, que es un deber de gobierno, si quiere cumplir con sus obligaciones internacionales, establecer prioridades y formular una estrategia nacional de ejecución cuyo resultado final sea impartir educación en derechos humanos en los niveles de enseñanza primaria y secundaria.
Es indudable la importancia que organismos internacionales y europeos han otorgado a la Educación en Derechos Humanos como parte relevante del sistema educativo, con el fin de que la educación sea el instrumento para lograr una ciudadanía formada en y para la defensa de los derechos humanos y, en definitiva, orientada a, según define el Programa Mundial, «contribuir a forjar una cultura de derechos humanos».
Pero tanto los organismos internacionales y europeos no solo han recomendado asignaturas de derechos humanos en escuelas y colegios sino que, incluso, han sugerido objetivos específicos para el contenido de esta asignatura:
Para Naciones Unidas (Plan de acción para la primera etapa (2005_2007) del Programa Mundial para la educación en derechos humanos (pp. 4-5) los objetivos son: 

1. promover la comprensión, la tolerancia, la igualdad entre los sexos, los pueblos indígenas y los grupos raciales, nacionales, étnicos, religiosos y lingüísticos;
2. facilitar la participación efectiva de todas las personas en una sociedad libre y democrática;
3. fomentar y mantener la paz;
Para el Consejo de Europa, Recomendación 12/2002 del Comité de Ministros del Consejo de Europa a los estados miembros sobre educación para la ciudadanía, los objetivos son:

1. resolver los conflictos de forma no violenta;
2. argumentar en defensa de los puntos de vista propios;
3. escuchar, comprender e interpretar los argumentos de otras personas;
4. reconocer y aceptar las diferencias;
5. elegir, considerar alternativas y someterlas a un análisis ético;
6. asumir responsabilidades compartidas;
7. establecer relaciones constructivas, no agresivas, con los demás y
8. realizar un enfoque crítico de la información, los modelos de pensamiento y los conceptos filosóficos, religiosos, sociales, políticos y culturales…


--O--
Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC) es el nombre que recibió una asignatura diseñada para el último ciclo de la Educación Primaria y toda la Educación Secundaria en España por el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y que fue aprobada por el Parlamento Español de acuerdo con la Ley Orgánica de Educación. Consistía en la enseñanza de los valores democráticos y constitucionales. La asignatura desaparecerá completamente en 2016.
Según establecía el Real Decreto 1631/20061 por el que fue aprobada:
La Educación para la Ciudadanía tiene como objetivo favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.
La asignatura cumplía con una recomendación del Consejo de Europa en el año 2002,2 donde se afirmaba que la educación para la ciudadanía democrática era esencial para la misión principal del Consejo, como era promover una sociedad libre, tolerante y justa, además de contribuir a la defensa de los valores y los principios de libertad, pluralismo, derechos humanos y Estado de Derecho, que constituyen los fundamentos de la democracia. Para ello recomendaba a los Gobiernos de los Estados miembros que hicieran de la educación para la ciudadanía democrática un objetivo prioritario de las políticas y reformas educativas.
Fue suprimida, como asignatura integra, por el gobierno de Mariano Rajoy apareciendo de manera transversal en la LOMCE, aprobada en noviembre de 2013.

PARA SABER MÁS:
https://es.wikipedia.org/wiki/Educaci%C3%B3n_para_la_Ciudadan%C3%ADa_en_Espa%C3%B1a

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada